Mitos del amor romántico

mentiras amor

Los mitos sobre el amor siguen haciendo mucho daño a día de hoy. A pesar de estar en el año 2020 aún nos falta un largo camino por recorrer para intentar tener una visión más ajustada y realista de este tema. Estamos hartos/as de escuchar mentiras sobre las relaciones de pareja y esto hace que sea sencillo que lleguemos a creerlas o incluso defenderlas.

Que el concepto de amor está llenito de mitos no es ninguna novedad (o eso espero). Pero por si las moscas, veamos los cuentos que más se repiten acerca del amor.

La media naranja

“Él/ella es mi media naranja”. “Algún día encontraré a mi media naranja”.

Este mito está ya muy manido pero sigue estando presente en la mente de muchas personas. Que exista una media naranja implica que:

  • Sin la otra persona (mi otra mitad) no estoy completo/a.
  • En el mundo hay una única persona perfecta para mí.
  • Para estar bien, feliz y pleno/a necesito estar en pareja.

Habrá a quien esto le parezca romántico, pero es completamente absurdo. Eso de que existe una persona perfecta para mí y mientas no la encuentre seré una desgraciada/a es una patraña.

El enamoramiento

Creer y pretender que el momento del enamoramiento o flechazo dure toda la vida es como pedirle peras al olmo. La locura transitoria inicial que podemos sentir al principio de una relación solo es una fase (¡menos mal!). En esta etapa tan intensa y gustosa tenemos el juicio un tanto alterado y nuestros pensamientos van dirigidos casi exclusivamente hacia nuestro/a enamorado/a. Ansiar que esto sea así a lo largo de toda la relación, no es más que una fuente de sufrimiento y frustración, porque es imposible. La etapa de enamoramiento es muy agradable, pero estar medio atolondrado/a y sentir mariposas en el estómago no es sinónimo de amor. Este «subidón» inicial empezará a decaer y cuando estas mariposas revoloteen más despacio, o dejen de hacerlo, no significa que el amor se haya acabado.

La exclusividad de deseo y pensamientos

También es frecuente creer que si una persona tiene pareja y está enamorada, no puede tener fantasías ni sentirse atraída por otros hombres o mujeres. No podemos olvidar que en la mente puede (y debe) ser un lugar donde sentirnos libres de pensar lo que nos dé la gana. Tener fantasías es saludable y cuanto más nos censuremos y más límites pongamos a nuestro mundo interior, mayor riesgo de malestar o de pasar a la acción.

Los polos opuestos se atraen

Outra vaca no millo… Sí, lo hemos escuchado hasta la saciedad, pero no todo lo que se dice es cierto. Nosotros/as, en general, tendemos a buscar personas que tengan intereses parecidos a los nuestros, ideología cercana, gustos similares, etc. En las relaciones en la que los miembros que las componen tienen muchos aspectos contrarios u opuestos, los momentos o situaciones en las que ambos/as están de acuerdo suelen ser muy intensos, pero son pocos y breves. En la mayor parte del tiempo hay disparidad de criterios, y en un tiempo residual, acuerdos. La complementariedad funciona mucho mejor.

Ojo, no digo que los miembros de las parejas tengan que ser uno/a el clon del otro/a, sino que en los aspectos realmente importantes existan consensos o acuerdos.

Descartar mitos

Si deseamos que nuestro amor de pareja sea una fuente de satisfacción y no se convierta en un manantial de frustración y dolor es importante que desterremos los mitos anteriores.

No nos olvidemos de que el amor no lo puede todo. De que no se necesita pareja para sentirnos plenos/as o felices. Y de que estar en pareja es una forma sentirnos bien, pero no la única.

Los mitos no hacen más que dificultar que podamos establecer y mantener relaciones sentimentales sanas.

Psicóloga Lugo

Janet Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Notice: Undefined index: opcion_cookie in /home/psicol31/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 416

Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/psicol31/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484