Eyaculación precoz | Psicólogo Lugo

disfunción sexual

¿Qué es la eyaculación precoz?

Es una disfunción sexual que se caracteriza por la expulsión de semen prematura, lo que viene siendo correrse rápido. Al mantener relaciones sexuales, el hombre tiene la sensación de escaso o nulo control sobre la eyaculación y alcanza el orgasmo antes de lo que le gustaría.
Pero solamente se puede hablar de disfunción si sucede de forma sistemática, si dificulta el disfrute de las relaciones sexuales y si genera malestar importante en el hombre y/o pareja.

En el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V) se define como “la persistente y recurrente eyaculación que ocurre durante la actividad sexual con la pareja aproximadamente 1 minuto después de la penetración vaginal y antes de lo que el individuo desearía”.

Este criterio temporal de eyacular en el minuto siguiente a la penetración es una medida estandarizada que no se debe tomar a pie juntillas, ya que no hay un periodo de tiempo idóneo para eyacular. Para gustos, los colores. Lo realmente importante es que el hombre se corre antes de lo que él querría y esto le produce un gran malestar. Tanto da si tarda 1 minuto o 4 si a él no le parece suficiente.

Causas de la eyaculación precoz

Orgánicas

Para descubrir la causa principal es recomendable acudir a un médico para descartar alguna anomalía orgánica. La eyaculación precoz puede estar relacionada con el consumo de determinadas sustancias (fármacos, drogas…), infecciones, alteraciones vasculares, desequilibrios hormonales, etc.

Psicológicas

En la mayoría de los casos los motivos que causan la eyaculación precoz son psicológicos. Problemas de ansiedad, estrés, miedo a no dar la talla o dificultades en el aprendizaje de cómo controlar la eyaculación, son los principales factores que influyen en esta disfunción sexual.

Aprendizaje

¿Cómo habéis aprendido a masturbaros y a eyacular? A toda velocidad, ¿verdad? Las primeras pajillas suelen hacerse en el baño a toda prisa para no levantar sospechas ni ser pillados… Si uno tardaba demasiado era muy probable escuchar eso de “Marcos, llevas ya un rato en el baño, ¿¡¿qué haces?!?”. ¿Y con qué frecuencia os masturbabais en vuestra juventud? ¿Lo hacías una vez a la semana? ¿O lo raro era el día que no le dabais a la gaita? Ya sé que no está bien generalizar, pero en la mayoría de los casos los adolescentes se masturban a una razón de varias pajas semanales. Y, ¿qué sucedió cuando teníais, yo qué sé, 17 años y estabais en el asiento de atrás de un coche a punto de perder la virginidad. ¿Cómo eyaculasteis? Pues como le enseñasteis a vuestro cuerpo a hacerlo durante los últimos años. ¡Rápido! ¡Muy rápido! A esto es a lo que me refiero con el mal aprendizaje eyaculatorio 🙂

Creencias erróneas

A lo anterior hay que sumarle la presión que sienten muchos hombres debido a la creencia de que para ser unos ases en la cama deben aguantar un buen rato dale que te pego. Y las preocupaciones y la ansiedad no son buenas compañeras de cama… Si uno está más concentrado en contener la eyaculación que en disfrutar del momento, pues mal vamos.

Relajaos, la penetración no es la única forma de proporcionarle placer a la pareja y no deberíais centraros exclusivamente en ella. Hay más formas de estimular a vuestro/a amante que con el choricillo parrillero. En el caso de las relaciones heterosexuales, algunos hombres olvidan con demasiada frecuencia (o lo ignoran, que aún es peor) que el clítoris no está al fondo de la vagina sino en la comisura de los labios vaginales. No todo se reduce al mete saca. Si vuestro pene tiene una limitación temporal que impide alargar la diversión hasta el infinito y más allá, tenéis otras partes del cuerpo que podéis utilizar el tiempo que os de la gana. Con las manos, boca o lengua podéis hacerles maravillas a vuestras parejas aunque vosotros ya os hayáis corrido.

¿Tiene solución la eyaculación precoz?

En la mayoría de los casos de eyaculación precoz no existe causa orgánica que la explique. Y afortunadamente existen tratamientos psicológicos eficaces que han demostrado su eficiencia en este tipo de disfuniones.

Si este problema si no se trata, no suele desaparecer por arte de magia. Y a la larga, la eyaculación precoz acaba minando la autoestima del hombre y las relaciones de pareja se terminan resintiendo. En terapia además de enseñar distintas técnicas para adquirir el control eyaculatorio, también se trabaja la gestión de la ansiedad, las inseguridades, la autoestima y la comunicación con la pareja.

Recuerda

Si estás insatisfecho con tus tiempos de eyaculación y llevas un tiempo con este problema, consúltalo con un psicólogo. ¡Yo misma puedo ayudarte! 😉

Bibliografía

Caballo, V. (2006). Manual Cognitivo Conductual.

Kaplan, H. (2010). Manual ilustrado de terapia sexual

www.dsm.com/corporate/home.html

Psicólogo Lugo

Janet Díaz

Col. G-5097

C/ Círculo das Artes 18, entresuelo C, Lugo

Teléf. 616766302

2 opiniones en “Eyaculación precoz | Psicólogo Lugo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Notice: Undefined index: opcion_cookie in /home/psicol31/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 416

Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/psicol31/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484