Micro infidelidades |Psicólogo Lugo

micro infidelidades

El tema de las infidelidades es muy amplio y complejo. En una relación de pareja un comportamiento será considerado como infidelidad o no dependiendo de lo que se haya pactado previamente, por eso tiene un significado diferente para cada persona y relación (no todos los engaños tienen que ver con el fornicio). Lo que sí es común para todos/as es que se trata de una deslealtad, un daño a la confianza y una situación que implica sufrimiento.

Micro infidelidades

Las micro infidelidades son formas sutiles de saltarse los pactos previamente acordados o implícitos. Pueden parecer detalles insignificantes, incluso a veces cuesta identificarlos, pero terminan dando lugar a muchísimos malentendidos… Son, en definitiva, pequeños gestos y traiciones que rompen la lealtad y desestabilizan a la pareja.

Hay mil conductas, mil situaciones que se podrían considerar micro infidelidades (ya sabes, dependerá de los acuerdos que hayáis hecho, de lo que creáis que es correcto o incorrecto), pero las más habituales son:

  • Interactuar con personas por las que se siente atracción.

Para entendernos, lo que viene siendo tontear. Buscar la provocación hablando, enviando mensajes, intercambiando fotografías y mil y una historias más con personas que no son precisamente amigos/as de toda la vida (compañeros/as de trabajo, camareros/as, seguidores de Instagram, amigos del caralibro…).

  • No dejar claro que se tiene pareja o decir que no se tiene

Mentir con respecto a la situación sentimental deliberadamente negando u ocultando que se tiene pareja formal al conocer a gente nueva. O bien minimizar la seriedad de la relación (o directamente esconderla) a la gente del entorno.

  • Interactuar con ex parejas de forma oculta o buscar información sobre ellos/as a escondidas

Seguir en contacto con el/la ex no tiene nada de malo, pero si esto se oculta a la pareja actual (por el motivo que sea) se está traspasando una línea roja. Y si la relación terminó como el rosario de la aurora y no hay ningún tipo de relación, pero se busca información de él/ella, se espía lo que publica en redes sociales, se cotillea con quién está o deja de estar a escondidas, más de lo mismo.

  • Tener conversaciones subidas de tono con terceras personas

Tener charlas calentitas con algún desconocido/a (on line) o con personas con las que de cara a la galería hay unos límites clarísimos, pero al estar a solas o intercambiar mensajes el asunto sube de tono.

¿Lo has hecho?

Si te sientes identificado/a con alguno de los comportamientos anteriores, ¿sabes por qué lo haces? ¿Qué es lo que te está llevando a tener estas micro infidelidades? ¿Lo haces para sentirte bien? ¿O para fastidiar al otro/a?

Te sugiero que reflexiones sobre esto para averiguar por qué te comportas así. Seguramente sucedan alguna de estas dos cosas (o ambas):

Puede ser que tengas una carencia a nivel personal. Es decir, que necesites gustar y aprobación social para sentirte bien. Por eso buscas situaciones en las que puedas sentirte deseado/a y «que estás en el mercado». Si este es tu caso, quizá tengas que plantearte trabajar en tu autoestima para poder aprender a quererte independientemente de la opinión de los demás.

O puede que tengas un problema con tu pareja. Si en tu relación existe alguna carencia, estáis pasando una mala racha, atravesáis un momento complicado o tu chico/a no te aporta lo suficiente o aquello que deseas, tal vez la terapia de pareja no estaría de más (yo siempre barriendo para casa).

Artículos relacionados: ¿Puede perdonarse una infidelidad?

Bibliografía: melanieschilling.com

Psicóloga Lugo Janet Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *