Bodas, bautizos y comuniones

BBC

La semana pasada leí en twitter algo que me hizo mucha gracia:

“Te invitan a DOS bodas en el mes de Julio, y mientras le estás dando el sobre a los novios te preguntan que dónde te vas de vacaciones. A casa de tu p*** madre, voy” (Kuchifú).

Así que hoy trataré el tema de las “invitaciones” a bodas, bautizos y comuniones (BBC  a partir de ahora).

Hipocresía en bodas, bautizos y comuniones

En otros ámbitos de la vida, si yo invito a algo, soy yo la que paga el gasto que hace la otra persona. ¿No? Pero en el mundo de BBC la cosa cambia un poquitito.

Un buen día recibes la visita (si es que tienen el detalle de hacerlo personalmente) de unas gentes altruistas que te deslizan una invitación y… Te llenas de gozo y satisfacción poder compartir con ellos/as ese día tan especial (y ayudarles a pagarlo, claro está). O también puedes dar las gracias con una fingida sonrisa mientras piensas… ¡m*****!

No está bien generalizar, habrá personas que invitan desinteresadamente, pero escasean. La mayoría de los/as mortales esperan recuperar (y a poder ser, sacar tajada) del gasto de la celebración. ¿Conocéis a algún/alguna novio/a que estén encantados/as de pagar los miles de euros que cuesta el bodorrio que ellos/as mismo eligieron sin las transferencias o los sobres de sus “invitados”? Cri-cri.

Puede sonar un poquititito radical, pero a mí me parece de mal gusto invitar esperando un regalo de unos 150 euros por barba (por lo menos aquí en Galicia). Eso de que los invitados tengan que aflojar la pasta para que los novios/as tengan bodas, o sus hijos/as bautizos o comuniones de lujo, me parece casi una falta de respeto.

Sociedad de trueque

El refranero popular nos dice que “de una boda sale otra”, me imagino que será para recuperar la inversión, ¿no?

Si tú tienes en mente casarte a lo grande y tener retoños bendecidos por un cura, pues a las malas recuperas el gasto de la BBC ajena, devolviéndole la jugarreta (perdón, invitación). Pero si no te hace especial ilusión empeñarte y empeñar a tus seres queridos, te quedas con la deuda al hombro y cara de gili******. Tú sin vacaciones, pero ellos/as de luna de miel en un resort.

¿Me invitas, pagamos a medias o lo pago yo?

“Solo con vuestra presencia es suficiente”. Claro que sí…

¿De verdad son necesarias bodas de 150 euros cubierto por persona? ¿En serio hay que montar una especie de parque de atracciones con castillos hinchables, payasos y opulencias varias en las comuniones? Yo creo que a muchos/as de los futuros/as esposos/as y padres/madres de hijos/as bendecidos por dios se les está yendo un poco la pinza.

Llamadme loca, pero yo creo que si volviéramos a los socorridos regalos de juegos de café, cuberterías, ropa de cama con iniciales bordadas, etc. La tontería de las BBC pretenciosas se acababan muy prontito.

Neguémonos a financiarles la bodas, comuniones o bautizos a familiares o amigos/as si no nos apetece, por favor. Si realmente quieren compartir ese día con nosotros/as, quieren celebrar su amor, hacernos partícipes de como su cristiano/a hijo/a recibe por primera vez la eucaristía, pueden hacerlo sin tanta pretensión y no meter en un compromiso a sus «invitados/as».

Rechazar invitaciones no tiene nada de malo.

Si te hace ilusión acudir a una BBC por todo lo alto, fantástico. Pero si no te apetece pagarle la BBC a fulanito/a o menganito/a, también es legítimo que no lo hagas. Somos ya mayorcitos/as para decidir qué hacer con nuestro tiempo libre y dinero.

Si eres de los/as que se ofenden porque alguien declina tu invitación a BBC, tengo una noticia para ti: el mundo no gira en torno a tu vida, a lo mejor a ti te hace muchísima ilusión pero a mí, pues muy poquita (por no decir nada). Muchas personas escogen los días de los convites en base a que la mayoría de sus invitados están de vacaciones y así puedan ir (o tengan más complicado escaquearse). Y repito, es posible que a mi no me apetezca nada sacrificar mi sábado o domingo de playa o interrumpir mi escapada vacacional para acudir a tu gran fiesta. Que no se te olvide tampoco que hay personas que llegan justísimas a final de mes o se quedan sin ir de vacaciones por acudir a tu BBC .

Los eventos por compromiso para quien los quiera. Yo, desde luego, no.

Si te cuesta declinar invitaciones, no te pierdas este artículo: como rexeitar unha invitación sen sentirte culpable.

Psicólogo Lugo

Janet Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Notice: Undefined index: opcion_cookie in /home/psicol31/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 416

Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/psicol31/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484