Duelo. Es Navidad y hay una silla vacía | Psicólogo Lugo

duelo en Navidad

Tenemos las Navidades encima. Las luces en las calles, los anuncios de televisión, los escaparates, los villancicos y un sin fin de adornos navideños… El mundo no se detiene aunque tú estés atravesando un duelo.

Navidad

Para mucha gente estas fiestas son un motivo de alegría, de reencuentro. Pero para las personas que han sufrido una pérdida, como tú, es un momento muy duro, por ser precisamente la época en la que más notas las ausencias. Reunirte alrededor de una mesa en la que esa silla vacía es tan evidente, te aflige y te llena de añoranza. No te castigues por sentirte mal, es completamente natural.

Se trata de unas fechas muy emotivas. Seguramente albergues en tu memoria momentos felices de tu infancia. Pero con el paso de los años, inevitablemente, se han ido añadiendo otros recuerdos más duros. Además de acordarte de la ilusión con la que esperabas a los Reyes Magos, es posible que ahora también evoques la pérdida de los abuelos, quizá de una pareja, un padre, una hermana, un hijo, tal vez una amiga… ¿Cómo no sentir nostalgia?

A veces la Navidad también te conecta con esas cosillas que no has logrado, esos pequeños o grandes disgustos de la vida: rupturas, peleas, desilusiones, enfados, separaciones, distanciamientos… Todo ayuda a que el sentimiento de abatimiento se instale en ti.

 

Lo que los demás esperan de ti

Con mucha frecuencia familiares y allegados te empujan, te presionan o te piden que tires adelante, que aunque sea lo hagas por ellos/as. Y tú que por dentro estás destrozado/a, no tienes fuerzas ni ganas de nada, pero tampoco quieres arruinarles las fiestas. ¿Qué haces? ¿Cómo actúas?

Mi consejo es que hagas lo que te apetezca siempre y cuando no sea quedarte solo/a y aislado/a. Si quieres mandar al cuerno las Navidades, mándalas. Si no te apetece celebrar/acudir a una cena o comida, no lo hagas. Si no quieres poner el árbol de Navidad, no lo pongas. Si te apetece hacer una pequeña escapada, hazla. Tú mejor que nadie conoce tus necesidades.

Si te dicen “ya deberías estar bien”, “ya ha pasado mucho tiempo”, “la vida sigue», etc. No se lo tomes a mal, esas personas desean lo mejor para ti, que no utilicen las palabras más adecuadas para expresarlo o que no acaben de comprenderte, no significa que no te quieran. Al contrario.

 

Acepta tu duelo

No hagas como que no pasa nada, así que no intentes huir de tus emociones ni de tus recuerdos. Si tienes que llorar, llora. No te sientas mal por echar de menos a alguien, que no te de miedo emocionarte.

 

Psicóloga Lugo

Janet Díaz

Bibliografía

Instituto IPIR

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Notice: Undefined index: opcion_cookie in /home/psicol31/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 416

Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /home/psicol31/public_html/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484